La semilla que da origen a la Fundación, fue sembrada hace poco más de tres décadas por un hombre que con una gran visión, con una gran sensibilidad humana y compromiso social que decidió hacer realidad su sueño de participar, de compartir con los menos favorecidos socialmente, los beneficios que el trabajo de todos puede generar a través de empresas e instituciones socialmente comprometidas con el entorno social en el que interactúan.

Quien plantó dicha semilla fue el Senador Pietro Rizzuto, hombre de trabajo diario con grandes valores y principios que lo impulsaron a confiar en la gente, a buscar apoyar a quien solicitaba su ayuda. En reconocimiento a su ejemplo, a su labor incansable y como una forma segura de dar continuidad a sus acciones, en Agosto de 2014 se crea la Fundación Senador Pietro Rizzuto, a través de la cual se emprenden acciones en las que se permitan coordinar los esfuerzos de personas, empresas e instituciones para generar beneficios que lleguen de forma segura y adecuada, a la mayor cantidad de personas posibles, buscando aportar beneficios a largo plazo a quienes se pueda apoyar con esta misión.